¿Reconoces tus adicciones? No necesariamente tiene que ser algo relacionado con el alcohol, o el sexo, cuando el hábito se torna impulsivo, se convierte en una droga.

 

LAS ADICCIONES Y COMPORTAMIENTOS DESTRUCTIVOS

Toda adicción proviene de un conflicto, de una carencia, de una pulsión que subyace en nosotros y no estamos expresando, de esta forma, nos enganchamos a algo para llenar ese vacío, o esa necesidad.

¿CÓMO SE CREAN LAS ADICCIONES?

Primero hay que tener en cuenta, como siempre, el árbol familiar, ya he comentado en otros posts sobre como actúa el programa familiar en nosotros, algo en lo que también puedes profundizar en mi libro : AVANZA, pero en resumen, nacemos en un clan familiar, dicho clan tiene unos programas, nosotros como niños dependientes, adoptamos el programa del clan para ser aceptados, Y ese programa por muy enfermizo que sea, es el que normalizamos. Ya sea una familia abusadora, victimista, con problemas económicos, creyente, no creyente, ladrones, incestuosas, adineradas, egoístas, represivas, castradoras, etc… lo que figura en el árbol, lo heredamos y dicho programa va a afectarnos a nuestros centros, generando egos.

Más información sobre el árbol familiar aquí:

LAS RELACIONES EN LA FAMILIA

RESUMEN RÁPIDO DE LOS CENTROS

Desde mi experiencia, estamos configurados por los siguientes centros:

– CENTRO MENTAL

– CENTRO EMOCIONAL

– CENTRO MATERIAL

– CENTRO SEXUAL/CREATIVO

Nacemos con una estructura de comunicación entre nuestros centros equilibradas, pero, en base a las experiencias que tengamos, de nuestras crianzas, beneficios, carencias, en base a eso, a los condicionantes que vamos asimilando por la crianza con la familia y la sociedad, los centros se desarrollarán de una forma armónica, o se harán más grandes y demandantes, desestabilizándose en Egos y pudiendo depredar a los otros centros.

LOS EGOS FAMILIARES

Buscan agradar a la familia a través de contratos de fidelidad, basados en órdenes y prohibiciones.

LOS EGOS SOCIALES

Busca sentirse integrado en el colectivo, desde el sentido del yo, gustos, comportamientos, ideologías, etc…

Por norma general, los egos afectados por la vida familiar, serán proyectados luego en los egos sociales, por ejemplo, una persona que no ha sido valorada por sus padres, bien podría terminar dedicándose al modelaje, culturismo, la interpretación, profesiones de limpieza, prostitución. Personas que se han criado en entornos muy intelectuales en la familia, podrían decantarse por filosofía, medicina. Personas muy marcadas por el territorialismo familiar, podrían ser abogados, comerciales, políticos, etc… En las profesiones se pueden observar los patrones familiares adquiridos, bien por repetición de lo que los familiares han hecho, bien por lo que no han hecho, o la manifestación inconsciente de esos egos necesitados de ser nutridos. También en las ideologías políticas y las creencias religiosas, los gustos, los comportamientos, aficiones, siempre hablan de las carencias y aportes que se han recibido desde la infancia y los condicionantes de la sociedad que justamente, exacerban nuestras carencias y excesos.

ENTRANDO EN LAS ADICCIONES Y COMPORTAMIENTOS DESTRUCTIVOS

Las adicciones y comportamientos destructivos, son producto de una falta de amor en nosotros, una negación de pulsión, un vacío existencial provocado por una pérdida o necesidad afectiva, la persona afectada, busca llenar sus heridas,  a través de un hábito que le genere un estímulo, puede ser negativo, si ha normalizado a través de sus experiencias el dolor, o una forma de huír del dolor, a través de procesos efímeros, ahora vamos a ver algunas adicciones y comportamientos y de dónde se podrían originar, basándonos en todo lo anterior.

Ejemplos:

Una madre que deja que su marido abuse de sus hijos, muestra que ella también ha permitido que abusen de ella en el pasado. Sus hijos de forma inconsciente van a destruírse a través de comportamientos y adicciones como la anorexía, la bulimia, cortarse la piel. Ya que el programa aquí que se transmite a los hijos es que no son valorados, que no merecen ser protegidos, genera en el inconsciente de los niños una contradicción, por un lado buscarán que abusen de ellos aunque en el fondo no lo quieran y también, pueden desarrollar tendencias autodestructivas que reflejen ese rechazo que han recibido.

Un padre o una madre que han denostado a su hij@, negándole el afecto, haciéndole sentir que no vale nada, con maltrato psicológico y emocional, el niñ@, buscará el sustituto a esas carencias a través de cosas como el alcohol, y las pastillas, tratará de ahogar sus emociones de negación de amor, su tristeza, provocándose a sí mismo una prolongación de esos estados, tratando de huír, en realidad, potenciará su dolor, pero al ser lo normalizado por la familia, desarrollará el hábito masoquista, de victimizarse, de sufrir y generar situaciones de desprecio hacia su persona.

Un hij@ que ha sufrido abusos sexuales por parte de padres, herman@s, prim@s. Y ha visto un consentimiento por parte de la familia, o bien no se ha sentido respaldado. Se sentirá inútil y desvalorado, lo cual puede incurrir en que tenga comportamientos sexuales vejatorios, que se deje usar de forma obscena, que caiga en la prostitución, el exhibicionismo gratuíto, adicción al sexo, a la heroína, cocaína, alcoholismo, pues se genera una doble contradicción, por un lado, la asociación de sentirse amado/querido desde el abuso, y el rechazo, por lo cual, viven en bipolaridad de negación y aceptación, pues su centro emocional, no sabe integrar lo sano y desintegrar el comportamiento abusivo de forma objetiva.

Una persona que no se ha sentido querida por sus padres, o que ha tenido que realizar cargos de responsabilidad desde tierna infancia, necesitará sentirse querida ayudando a sus parejas, personas con conflictos, y adicciones, desde ese dolor ella buscará incansablemente ser útil a la otra persona, la cual, no estará nunca en disposición de agradecer nada y siempre reclamará más, como un niño pequeño, la persona se hará adicta a la relación masoquista, pues, en su fuero interno, proyecta en la otra persona, la necesidad de que la valoren. Esto es bastante común, personas adultas con un centro intelectual desarrollado, pero con un centro emocional anclado en el ego infantil necesitado de atención.

Una mujer, que no se ha sentido amada por su familia, que le han rechazado su condición de mujer, puede caer en comportamientos de ingesta de comida constante, pues, intenta llenar el vacío existencial y afectivo que tiene dentro de sí, luego, se sentirá culpable, al sentirse que se engorda, lo expulsará, pero sentirá la necesidad de llenar su vacío emocional constantemente y maltratarse, pues, en ella moran los sentimientos de necesidad de afecto y de destrucción.

Un hombre o mujer que no han sido atendidos por su madre, pueden desarrollar una pulsión a fumar, si no fueron amamantados lo suficiente, o su madre ha sido conflictiva con ellos, por ejemplo. A través del cigarro se suple como un placebo, la necesidad de amor, de mamar afecto.

Un niñ@ que haya sido abandonado, huérfano, adoptado, se sentirá con una tristeza interna, una carga familiar desconocida, una pulsión que le puede llevar a rechazar a sus adoptantes y a buscar reclamo afectivo por sentirse despreciado por su clan real, desde las drogas más severas, hasta comportamientos sexuales vejatorios, por poner un ejemplo, ya que el programa que ha recibido es, de no quererse, de no aceptarse, de generar rechazo.

LO QUE NO RECIBIMOS DE FORMA INTERNA, LO BUSCAMOS DE FORMA EXTERNA

Lo que el cuerpo y las emociones no recibe de forma interna, lo busca externamente, la persona en vez de transformarse a sí misma desde una posición adulta, se engancha a estas sustáncias desde el ego dañado infantil, reclamando de forma compulsiva la atención que no se le ha dado.

A un adicto, no se le puede curar, si él no asume desde la raíz que es lo que esta supliendo, y por supuesto, que el camino para desprenderse de las adicciones y los comportamientos destructivos, depende de él.

Hay que hacer un trabajo profundo de investigación en el árbol, ver que estamos negándonos, que pulsión habita en nosotros, y desde ahí, ponerle una enorme voluntad en cambiar, en amarnos de verdad, ya que al final, toda adicción, hábito, que no es bueno para nosotros, habla de una falta de amor hacia nuestra naturaleza.

Aquí te hablo sobre el amor verdadero:

LO QUE APRENDÍ SOBRE EL AMOR VERDADERO

LA SEXUALIDAD Y EL AMOR

SOMOS MÁS QUE UN CUERPO

Todos los seres humanos somos cuerpo, mente, emoción, sexo. Cada parte de nosotros tiene una forma de comunicarse, que termina extrapolándose en la manera en que nos relacionamos con nosotros mismos, con los demás, con el mundo.

CONDICIONANTES SOCIALES

Las culturas, los condicionantes sociales, han alimentado durante décadas comportamientos que hemos normalizado, en base al contexto en el que hayamos crecido.

Desde mi experiencia, todos los seres humanos, somos capaces de amar, todos los seres humanos, somos capaces de relacionarnos sexualmente con quien sea, para mí, para que se dé el amor entre las personas, el amor de pareja, tiene que generarse una comunicación entre cuerpos, mentes, corazones, y sexos.

FORMAS DE AMAR

Existen diferentes formas de amar, esta el amor familiar, que podemos sentir por padres, hermanos, otros familiares. El amor amistoso, compañerismo, afectivo. Y el amor verdadero de pareja, donde se genera la comunicación entre todos los centros.

Esta comunicación, se puede dar con múltiples configuraciones, en base a como nosotros nos hayamos construído, desde nuestra naturaleza, a nuestros condicionantes familiares y sociales.

ETIQUETAS SOCIALES

Se tiende a tildar a la homosexualidad, como la relación sexual de personas de mismo sexo, cuando más allá de eso, son dos personas que sienten por el otro a varios niveles, mismamente, no paran de llover cada día, diferentes etiquetas, para todo, cuando para mí todo es más simple, seres vivos, que aman y se relacionan.

En mi caso, yo tuve sentimientos afectivos con chicas por primera vez en parvulario, la sexualidad y las emociones, van hiladas.

Cuando nos desviamos de la emoción y únicamente se busca la finalidad sexual, podemos descentrarnos, porqué el cuerpo se habitua a un proceso que le genera satisfacción y no esta arraigado a vínculos profundos. Es por eso, que hay personas que se hacen adictas a la pornografía, o que el sexo ya no les llena, normal, el sexo en sí mismo, no llena, si no hay una comunicación plena.

El sexo promiscuo, las relaciones sexuales cosificadas, son destructivas, y son indicativas de una falta de amor, o abusos en el pasado.

El sexo tiene que tener un componente afectivo para que haya una comunicación sana. Seas de la orientación que seas, y lo que seas, hombres, mujeres, heteros, gays, lesbianas, transexuales, hay que recuperar el arte de amarse y de amar.

 

¿TE AMAS LO SUFICIENTE?

¿CUANTO?

¿Cuantas veces te dices lo mucho que te amas? Y no me refiero a las palabras únicamente, sino al sentimiento de amor por ti.

Esto es nuevo. ¿Verdad?. Estamos acostumbrados a que tengamos que amar a los demás, que tengamos que decir cosas bonitas a los demás. Y hacerlo hacia nosotros, es como que queda narcisista o de gente presumida.

El narcisismo es otra cosa, y poco tiene que ver con el amor.

Pero para amar de verdad a los demás, tienes que empezar por ti.

APRENDE A ESTAR CONTIGO

Hablando con las personas, me encuentro comentarios a veces de gente que se siente extraña por el hecho de estar sola, en el sentido de no necesitar tener pareja. No hay nada de raro en ello, es fruto del amor propio.

Así es, cuanto más te amas, más selectivo te vuelves. Porqué tu umbral de valores, de lo que quieres en tu vida y lo que no, esta muy calibrado. Cuando te amas, sabes escucharte, sabes decir que no, y sabes escoger con quien quieres estar, no porqué necesitas estar con alguien, sino porqué decides pasar tiempo con alguien, para crear algo que sea enriquecedor para los dos.

En esta premisa tan sencilla, se tendrían que basar las relaciones de pareja y las amistades. Algo que difiere bastante de lo que vivimos actualmente.

Se forman parejas cada día entre personas que necesitan sentirse queridas, deseadas, atendidas.

Se forman amistades entre personas que necesitan desahogarse con alguien, o únicamente buscan un grupo de gente para salir y hacer cosas porqué son incapaces de hacerlo por sí mismos.

AMAR ES SABER REGAR LO QUE TE HACE CRECER

Cuando te amas, no te rebajas por nada ni nadie, sabes lo valiosa que es tu existencia, le pones el precio que vale tu trabajo, tu esfuerzo, y también sabes lo que vales para reunirte con alguien, no te vas con cualquiera, sabes darte amor a ti, premiarte, mimarte, y a partir de ahí, estas en opertura a relacionarte a todos los niveles con los demás.

TE DIRÉ UN SECRETO

Si te amas a ti, no tendrás miedo a abrirte emocionalmente con nadie, porqué no temerás perder nada, ya que lo importante está en ti.

Si te amas a ti, no tendrás miedo a dejar trabajos y cambiar de vida las veces que necesites, porqué siempre vas a buscar lo mejor para ti.

Si te amas a ti, no perderás tu tiempo ni valiosa energía intoxicando tu cuerpo y tu mente, le darás lo mejor, porqué es tu verdadero templo.

Si te amas a ti, lo emanarás y sentirás atracción por personas que se aman a sí mismas, porqué las vibraciones similares se atraen.

Si te amas a ti, conectarás con tu espontaneidad y irás desechando los condicionantes familiares y sociales, porqué como te amas mucho, te dará igual lo que te digan, ya que todo lo que necesitas, no lo buscarás fuera, sino dentro de ti.

Porque amarse a uno mismo, es convivir contigo, y si sabes convivir con quien eres, jamás te encontrarás con la soledad.

 

 

5.0
01