La falsa espiritualidad. No se puede ser espiritual sin ser coherente con lo que somos.

De nada sirve hacer cursos, talleres, recitar mantras y namastes, si vives con conflictos en relaciones, con el dinero, con el espacio, con tu energía creativa y sexual.

Demasiadas personas veo con la cabeza plagada de información “espiritual” pero sin realmente transitar el camino de la transformación. Esto es ser conscientes de los programas que arrastramos de la familia y la sociedad. Identificar nuestros egos, domarlos y ponerlos al servicio de nuestro ser esencial. Mente, emoción, cuerpo y sexo, tienen que vivir en coherencia con nuestro propósito. Detrás de nuestros hábitos de comportamiento, vicios, bloqueos, miedos, hay programas de clan familiar, de orden y prohibición. Hay que identificar la raíz de esos programas y hacerla consciente para podernos transformar y llegar a vivir siendo lo que somos. La mayoria de la gente vive repitiendo los roles que la familia les ha adjudicado, no son libres.

El deseo inconsciente es sentirnos acogidos por la familia, aunque ello suponga rechazar nuestra naturaleza. La supuesta ley de espejos no es más que los egos de los contratos de clan familiar que se atraen con los contratos de otra persona, no somos nosotros los que nos reflejamos en el otro, son los egos buscando extenderse en los mismos roles familiares. Por eso es fundamental cortar cadenas y aprender a ser, aprender a amarnos. La vida es una jungla, controlamos muy poco de ella, pero sí podemos aprender a sacar el mayor provecho a cada situación. No vivas con contradicciones morales por encajar en un molde familiar, social, espiritual, manda todo eso a la mierda, el amor, la espiritualidad es ser lo que eres, expresarte desde cada estado, vivir en plenitud con tu potencial. Lo demás, son pajas mentales que han hecho mucho daño.

“El deseo inconsciente es sentirnos acogidos por la familia, aunque ello suponga rechazar nuestra naturaleza.”

No se puede comprender el mundo con el intelecto, no somos solo un cerebro, tenemos que zambullirnos con todos los sentidos, respirar por cada poro, y las respuestas comenzarán a venir, ya que nosotros mismos, nos convertiremos en la mayor pregunta al vivir conscientemente.

Desarrollarnos, desarrollarnos a través del amor, tomar responsabilidad de nuestra vida, de nuestros actos, y no harán falta políticos, no harán falta terapeutas, desaparecerá el consumismo, las guerras, todo lo que alimentamos que nos esclaviza, desaparecerá, cuando nos dispongamos a crecer desde el amor, y no a vivir una mentira inmovilista, a usar a la gente a nuestra conveniencia, a engañarnos en vez de asumir aquello que tenemos que cambiar de nosotros. Es fácil cambiar, sólo hay que reconocer que estamos enfermos y empezar a solucionar las cosas, ahora.

“Mujer, no permitas que te falten el respeto, hombre, no permitas que te falten el respeto. Aprender a poner límites, con sinceridad, y comprensión. Hacer ver las neurosis del otro para sanaros mútuamente.”

Demasiadas grandes personas encerradas en huevos formados por egos con miedos al rechazo.

Personas que se anulan a sí mismas, para complacer a sus familiares, por miedo al dolor, por miedo a salir de lo conocido, personas que se intoxican en hábitos tóxicos, por sentimientos de culpabilidad, de no sentir que se merezcan lo mejor, que se boicotean a sí mismas en todo.

Personas que se reprimen expresarse tal como son, por miedo al que dirán, por el control, por la desvalorización, que viven en unas cárceles pequeñas y se creen que están bien, por el hecho de que están mejor que antes pero siguen manteniendo sus cadenas.

Uno no puede empujar a nadie, sólo puede ser quien es. Amar es soltar, también saber estar presente sin invadir, si la persona viene a nosotros, estar por esa persona, si la amamos, estaremos.

Amar es comprender el camino evolutivo de cada cual, sin sentirnos frustrados por que esa persona no descubra o evolucione a tal forma, sin expectativas, es regar, sin ahogar, saber dar, saber impactar, y dejar reposar, respetar el espacio de cada ser humano, a nivel intelectual, emocional, físico espacial, sexual creativo, respetar y aceptar, que cada uno de nosotros somos seres que viven en su propia realidad individual y con sus propios procesos internos.

Y duele, duele tener que dejar a las personas que amas vivir lo que tengan que vivir, aunque sea doloroso para ellas, y tener que estar ahí si te necesitan, estar ahí, pero sin invadir, pero es como tiene que ser. No se puede entrar ahí. Es la propia persona la que se tiene que dar cuenta o la que venga a ti.

De otro modo, si entramos, los egos de la persona pueden atacarte, al sentir que intentas cambiarla. Tiene que ser la persona desde su propia experiencia la que haga el cambio. A la inversa no funciona, lo sé por propia experiencia, la energía de cada individuo tiene su propio proceso, una energía que se intenta forzar a cambiar, nos puede terminar destruyendo.

Por eso ya dejé de ser salvador de almas destrozadas, me centré en emanar lo que soy, con toda la fuerza posible, en compartir lo que me ha hecho avanzar, en apoyar a quien quiera que le apoye, en destinar mi energía y mi tiempo en quien realmente quiere crecer, para los demás, cultivo cada día en todas las partes posibles, si los frutos de ese cultivo generan conciencia, me sentiré agradecido y alegre.

Amar es saber domar los egos, es saber pedir perdón cuando tengamos que hacerlo, es saber escuchar y prestar atención, es saber apoyar y alimentar para crecer, es sumar.

Todo esto lo he ido aprendiendo a base de muchas hostias, y las que me quedan, porqué al final, al final, estamos todos aquí, para mejorar como especie, hasta que la conciencia humana se desarrolle y podamos construír una realidad que sea armónica, artística, amorosa, para todos.

Hasta que todos seamos uno, hasta que todos sirvamos, hasta que todos nos amemos y amemos de forma sana, equilibrada, honesta, recíproca.

Espiritualidad verdadera:

– ¿Cómo te llevas con tu familia?¿Tienes heridas emocionales con ellos?

– ¿Cómo te relacionas con la economía?¿Te vales por ti mism@ o dependes económicamente de alguien?

– ¿Tienes vicios y hábitos tóxicos?¿Qué haces para cambiarlos?

– ¿Cómo llevas tus relaciones?¿Tienes problemas en tus relaciones y porqué?

– ¿Qué miedos y bloqueos tienes?¿Los confrontas?

– ¿Qué objetivos tienes en la vida?¿Los llevas a cabo?

Hablo de todo esto aquí:

Video sobre la falsa espiritualidad

En la medida en que somos coherentes con nuestra naturaleza verdadera, que no cedemos a los designios de lo que va en contra de nuestro sentir, sintonizamos de forma espontánea con lo que nos hace mejores.

Ningún animal consulta libros o accede a la web para alimentarse de forma sana y equilibrada a sus necesidades.

Tampoco van a las escuelas para aprender a cazar, a recolectar, a construír sus hogares, a trabajar en equipo.

Tampoco necesitan normas y leyes que les digan como se tienen que comportar.

Es tan simple como ser fieles a la fuente, a lo que somos.

La civilización actual es prehistórica, comparada con la alta tecnología en la que esta desarrollada lo orgánico, porque la madre naturaleza, es el computador cuántico más avanzado que existe, capaz de componerlo todo de forma que tenga armonía.

Ese conocimiento ancestral en constante transformación es accesible para todos nosotros.

Solo tenemos que escucharnos, escucharnos de verdad, escuchar nuestra voz interior.

Detener el ruído mental, dejar de buscar desde el intelecto, conectar con el corazón, con el sentir, permitir que el cuerpo, que la energía sexual creadora se equilibren.

Somos capaces de sanarnos a nosotros mismos, si somos capaces de soltar todo lo que nos está matando.

Nos aferramos a hábitos de vida antinaturales, enfermizos por la normalidad.

No hay nada de normalidad en ir en contra de nuestra naturaleza, y la vasta mayoría, la vasta mayoría, va en contra de su naturaleza.

Amar y amarnos, es ser fieles a nosotros.

Una sociedad equilibrada se tiene que amparar bajo este principio universal que todo lo expande y lo transforma.

Las cosas son sencillas cuando tenemos la mente despejada de tonterías, cuando toda esa mierda que estalla en nuestra cabeza producto de la ilusión en la que vivimos se detiene, respiramos y permitimos que el corazón nos hable, porqué el corazón habla, para mí el verdadero timón de nuestro ser está ahí, sí, el corazón, ese órgano que la ciencia no tiene ni puñetera idea de como comienza a funcionar, esa antena parabólica que cuando esta formada del todo entra en sintonía con los latidos del universo y comienza a funcionar ,esto es algo que se hace más patente con la practica prolongada de la meditación.

El cerebro es un procesador,todo nuestro organismo esta conectado, ya esta bien de segmentarnos como si fueramos un objeto, somos una fusión de organismos que trabajan en comunión, en la niñez fluimos instintivamente desde nuestro interior, paulatinamente con el adoctrinamiento al que nos someten para aceptar esta ilusión social, entramos en un conflicto con nuestro funcionamiento real, es entonces, a partir del mal uso del cerebro, cuando comenzamos a disociarnos de nosotros mismos, perdemos la conexión con nuestro interior, dejamos de ser y comenzamos a aparentar, varias máscaras de cómo tenemos que pensar, actuar, sentir, se apoderan de nosotros, con el tiempo, al ver que esas máscaras son aceptadas por nuestra familia y entornos, nos acomodamos a ellas, y creemos que “somos así”, nos da miedo cambiar, porqué tememos perder lo que tenemos, pero en realidad no tenemos nada, ni jamás lo tendremos, sólo podemos aspirar a la máxima autenticidad, y para llegar a eso, hay que despojarse de todo aquello que impide que nos expresemos desde nuestro ser verdadero.

Lo que más me gusta cuando cojo un avión, o un tren, y contemplo esta sociedad desde un nivel de velocidad o altura diferente, en resumidas cuentas, es el hecho de ver las cosas desde la perspectiva de la distancia sin formar parte de ella, algo que ocurre cuando sobrevolamos las ciudades, por ejemplo, se me hace latente la absurdez de un sistema por el cual la gente pierde la cabeza para ganar dinero y sobrevivir buscando ser explotada, acumulando material. Nuestro tiempo es nuestra mayor riqueza, el poder se basa en la forma en que empleamos nuestro tiempo.

El ser humano tiene el hábito de proyectar de forma periférica su interior, lo hacemos constantemente, tanto a nivel externo como subjetivamente, somos seres que necesitamos expresarnos, llevamos el arte en nuestra naturaleza, cada perfil de esta red social, por ejemplo, cada palabra, gesto, todo esta cargado de arte, de singularidad, por encima de todos los egos que nos dominen, existe un ser vital, con un gran potencial que busca, por encima de todo, sentirse unido, porqué a fin de cuentas, todos queremos amar y ser amados, por eso estamos en este mundo, por eso existimos, por eso todas estas páginas existen, las alimentamos nosotros, nos da miedo ser rechazados, proyectamos nuestros gustos, nos creamos un ego/avatar que pueda ser afin con otr@s, queremos agradar, de ahí que las empresas capitalistas, las élites, y demás personas que emplean la información que hay aquí para manipularnos o traficar con ella alimenten la comunicación desde la distancia, las redes virtuales se puede controlar, las redes sociales reales, se tornan impredecibles si no hay ningún sitio dónde quede vigente sus reuniones y encuentros.

Deberiamos amar la diferencia en vez de rechazarla, no dejarnos influenciar con tanta facilidad por los partidos políticos de bajo nivel de conciéncia que movilizan a las masas como se les antoja, creando bandos de buenos y de malos constantemente, fomentando el doblepensamiento, los partidos no representan lo que somos, son una proyección de nuestra incapacidad para hacernos responsables de nuestra vida. Deberiamos dejar de ver la televisión, con sus programas subnormalizantes, el fútbol convertido en religión y emisión de contenidos para crear doblepensamiento. Deberiamos dejar de idolatrar a los idol@s de barro puestos por las empresas para convertirnos en consumidores narcisistas, amantes de la fama efímera. Deberiamos dejar de creer a pies juntillas todo lo que nos dicen los científicos y los médicos y ver quien los esta financiando primero. Deberiamos dejar las religiones de lado, si queremos rezar a algún dios, hagámoslo a nuestro dios interior.

La gente sabe más de lo que aparenta, la gente formula preguntas que ya sabe, cansinamente, hasta la extenuación, amig@s, dejad de hacer tantas preguntas, dejad de dar vueltas por el cerco, no hay cerco, este sistema se esta yendo al cuerno, asumidlo, vivimos un espectro agonizante, las nuevas generaciones vienen fuertes, son revolucionarias, y de verdad, este mundo cambiará cuando las personas dejen de apoyar un sistema hipócrita, los cimientos del nuevo mundo nacerán desde un nivel de conciencia elevado unitario, y por eso merece la pena luchar, ya esta bien de separatismos, todos somos humanos, vivimos en el planeta tierra, mutantes libres.

Mientras, hay que avanzar.

Sé valiente y afronta tus miserias y virtudes. Cambia y da ejemplo. Hay que avanzar.

(Votos: 0 Promedio: 0)
Share This