Te ocurrirá tarde o temprano, cuando menos lo esperes.

Después de estar años y años invirtiendo tu tiempo y tu energía manteniendo un papel, un rol que has adoptado por asignación en tu familia, para complacer, por miedo al rechazo, te has dejado llevar por ese personaje, llevando una vida que se ajuste a las limitaciones de los demás, viviendo a través de los ojos del resto, sin permitirte liberar tu ser.

Tanto ruído que ha obstruído tu voz real. ¿Verdad? Esa necesidad de encajar en lo que tus padres quieren de ti, arrastrarte en las tradiciones anuales, establecerte con un trabajo con un buen sueldo en vez de un trabajo que realmente te apasione, buscarte una pareja estable, acumular deudas a través del consumo, y seguir la inercia de la masa por los tiempos de los tiempos, hasta que mueras sin conocerte y dejes tu legado, con todas tus programaciones generacionales, a la siguiente generación.

Ese es el camino usual, un camino ficticio, desconectado de tu verdadero camino, de tu esencia. Hay una voz en ti, que ruge en tu interior, cada cierto tiempo, que te provoca malestar, que agita esos falsos cimientos construídos en miedos e inseguridades, en la falta de amor, en el temor al rechazo.

¿Qué harás cuando esa voz interior te llame? ¿Qué harás cuando tu ser esencial empiece a rugir?

La vida te golpeará, a través de crisis de todo tipo, conflictos en las relaciones, problemas laborales, económicos, sentimentales, problemas con la familia, enfermedades. Todo lo que tus programas derivados de egos construídos en base a excesos y carencias, aparecerán en tu vida, para que desde ese teatro inconsciente, tu ser, tome poder sobre tu organismo, y tomes las decisiones necesarias, para empezar a vivir en coherencia con tu verdadera naturaleza.

Entonces empezarás a rugir, empezarás a vivir de verdad.

Harás lo necesario para sanarte, aunque eso comporte cortar con todo lo que conocías, la gente con la que te relacionabas, puede desaparecer, el entorno en el que vivías, puede desaparecer, tu pareja, tu trabajo, todo lo que creías que eras, puede desaparecer.

Y si escuchas la llamada del león, el rugido de tu esencia, no te quedará más remedio que ser fiel a ti, porqué no podrás vivir con sentido ni coherencia, si no te dejas llevar por tu verdadero poder.

Si abrazas tu ser, comprenderás que todo lo que has vivido ha sido necesario para llegar al punto en el que te encuentras ahora, entenderás que no hay un momento concreto para algo, lo que pase, tenía que suceder en ese momento, empezarás a abrirte a realizar todo aquello que no te habías permitido hacer antes por programas de prohibición, ordenes, asignadas por el teatro familiar.

Te permitirás moverte, expresarte, de una forma que te conecte a tu verdadera fuerza.

Cambiará tu aspecto físico, tu ropa, tu voz, serás quien tienes que ser. Una fuerza creadora encarnada en un cuerpo orgánico, con un potencial increíble para sembrar conciencia, para aportar y servir al mundo.

Todos valemos para algo, pero no todos valemos para lo mismo, comprenderás tu función, lo que puedes entregar en la tierra, también el aprendizaje que has acumulado.

Entonces, cuando te rindas a abrazar todo el potencial, tu esencia se abrirá paso, cuando te abras a vivir soltando lo que no te aporte, darás espacio para que llegue lo que tiene que llegar, no lo buscarás, el resultado vendrá solo, por el hecho de que serás fiel a quien eres, vivirás siendo lo que tienes que ser, y todo lo que encaje contigo, vendrá, en la medida en que tu avanzas desde tu sentir, mismamente, lo que no encaje contigo, terminará desapareciendo.

Porqué cuando el león te llama, no hay tiempo que perder, demasiado hemos perdido alimentando máscaras ilusorias, despreciándonos, llenándonos de ruído, de vicios y adicciones, de relaciones superficiales, huyendo de lo que somos, permitiendo que el miedo se apodere de nosotros, perdiéndonos y esclavizándonos a los egos.

Cuando el león te llama, disponte a permitir que lo que tenga que morir, muera, a desprenderte de la ilusión de perder algo, a reconocer que has vivido en una ilusión creada por los egos, a soltar el personaje y abrazar la verdad.

El corazón arderá, y avanzarás, y entonces, empezarás a sembrar, a servir, harás lo que tengas que hacer, dando pasos firmes, desde tu esencia.

El curso Origen ha sido creado para guiarte en tu proceso de transformación:

Haz click aquí para acceder al Curso Origen.

(Votos: 1 Promedio: 5)