El despertar de las mujer es inevitable

Se está produciendo a mi parecer, más masivamente que el de los hombres por su naturaleza receptiva, con conexión con la madre tierra, que últimamente, anda muy revolucionada y está empujando a las mujeres de todo el planeta a despertar, para sanar los patrones familiares, para empujar a una evolución de la especie humana desde la raíz.

Es algo natural para mí que sea así. Ya que la mujer es un pilar fundamental en la manipulación del sistema.

A la mujer se le ha anulado en su energía femenina y masculina, se le ha despreciado desde hace mucho tiempo, se le castró la creatividad, se la desvinculó de sus capacidades esotéricas, se la externalizó, se le ha provocado que rechace hasta su propia menstruación, sus procesos de muerte y resurrección. Se la ha condicionado para que se convierta en un ser banal, superficial, centrado en la imagen, en el consumo de objetos, productos, en el culto al cuerpo, con el autocastigo por no encajar dentro de lo normalizado estéticamente por el sistema, que rechace su cuerpo, que rechace sus imperfecciones, se le ha condicionado a rechazar su propia condición, a rechazar a hijas por ser mujeres, a apoyar este sistema enfermizo.

Se la ha polarizado a creer que el culpable de que el sistema sea así sea el hombre, por un lado, para reprimir su energía masculina, por otro, para anular su energía femenina y vivir según lo que el sistema ha normalizado que tiene que ser una mujer y el hombre.

Anular la energía femenina y masculina en ambos humanos, para asexuarnos, volvernos infértiles, para que su gestación sea artificial y se establezca el control demográfico, para evitar que se transmita el conocimiento verdadero desde la fuente, la armonía desde el amor.

Lo viví en la infancia con mi madre, lo ví con mi abuela, lo veo cada día con las consultantes que trato, afectadas por sus madres, sus abuelas, bisabuelas, mujeres maltratadas por mujeres psicópatas.

Veo hombres polarizados, condicionados constantemente por lo que han vivido con sus madres, con sus padres. Infantilizados, poseídos por sus egos de carencias y excesos.

Humanos desequilibrados, con sus partes femeninas y masculinas anuladas, castrados por generaciones y generaciones de programas.

El sistema se construye por las familias, las familias, se construyen con agrupaciones de individuos.

Destruye a los individuos, y construye el modelo de familia que beneficie al sistema.

“A la mujer se le ha anulado en su energía femenina y masculina, se le ha despreciado desde hace mucho tiempo, se le castró la creatividad, se la desvinculó de sus capacidades esotéricas, se la externalizó, se le ha provocado que rechace hasta su propia menstruación, sus procesos de muerte y resurrección.”

Individuos dóciles, asexuados, sin la energía masculina y femenina integradas, pérdidos en el consumo, desconectados de sí mismos, aislados socialmente, que veneren a dioses de cartón piedra, famosos, artistas de chichinabo y demás prostitut@s de las élites.

Una sociedad con mujeres idiotizadas, es caldo de cultivo para hombres y mujeres anulados.

Si la mujer no despierta, vamos todos detrás, hombres, mujeres, niños y niñas, abuelas y abuelas.

Para programar a la mujer a este nivel, para conocer sus resortes neurolingüísticos, un hombre no es capaz, sólo una mente femenina, polarizada en la destrucción de la hembra, sería capaz de semejante ingeniería social.

Para manipular al hombre a este nivel, sólo una mente masculina, polarizada en la destrucción del macho, sería capaz de semejante ingeniería social.

Los ingenieros son hombres y mujeres, que no tienen el menor interés en que los hombres y mujeres del mundo, se desarrollen de forma sana.

Construyen un sistema basado en tradiciones, reglas, leyes, normas, que se van acatando generación tras generación.

Deforman los modelos familiares como se les antoja, lo van polarizando, machismo, feminismo, homosexualismo, transhumanismo, en la medida en que sus intereses de explotación de la energía del planeta se vayan adaptando.

“Se la ha condicionado para que se convierta en un ser banal, superficial, centrado en la imagen, en el consumo de objetos, productos, en el culto al cuerpo, con el autocastigo por no encajar dentro de lo normalizado estéticamente por el sistema, que rechace su cuerpo, que rechace sus imperfecciones, se le ha condicionado a rechazar su propia condición, a rechazar a hijas por ser mujeres, a apoyar este sistema enfermizo.”

El programa del sistema se va adaptando al rebaño de la masa.

Si abres tu mente y observas el mundo con lógica, desde una base generalista, podrás ver con claridad sus resortes.

Hombres y mujeres infantilizados, coleccionistas de cosas, aniñados, dependientes, promiscuos, asexuados, cada vez más susceptibles y poco responsables.

Un hombre no será un hombre hasta que no equilibre su parte masculina y femenina, y las desarrolle.

Una mujer no será una mujer hasta que no equilibre su parte masculina y femenina, y las desarrolle.

Todos los centros, mente, emoción, cuerpo, sexo, siguiendo su naturaleza.

¿Te has planteado que desde que nacemos no nos estamos comportando desde lo que somos?

¿Qué somos condicionados por la familia que a su vez ha sido condicionada por sus ancestros?

¿Qué el comportamiento de hombres y mujeres es condicionado por la sociedad, por el cine, la literatura, la televisión?

¿Que la humanidad vive interpretando papeles?

¿Que desde la infancia nos dicen como pensar, sentir, vestirnos, relacionarnos, qué consumir, cómo vivir?¿A quien obedecer?

¿Qué hay de real en nuestra vida?¿Qué?

¿Tú día a día? ¿Qué es? ¿Una sucesión rutinaria de ilusiones que se repitan y que crean un concepto de realidad, de paso del tiempo?¿Eso?

¿Apegarte a un rol?¿A unos hábitos?¿A un rol?¿Eso?

¿Qué hay de verdadero en nuestra vida, más allá de la repetición de un papel día tras día y alimentando una ilusión de cómo el sistema funciona?

Si la mujer despierta, si la mujer conecta con la fuerza de la madre tierra, el hombre la va a seguir, porqué la naturaleza del hombre consciente y equilibrado, digan lo que digan, es apoyar a la mujer consciente .

Tienen nuestros niñ@s anulad@s, porqué viven apegados a la madre y padres ausentes, viven apegados a la imagen que se espera de ell@s y en el fondo, buscan complacer por miedo al rechazo, desde el rol que se les asignen. El hombre teme a la mujer, porqué le han hecho temer a su parte femenina, denostarla, así se construyen los egos. La mujer teme al hombre, porqué le han hecho temer a su parte masculina, denostarla. Así se destruye al hombre y la mujer.

Sólo unidos saldremos de esta.

Yo como hombre, desde mi parte femenina y masculina, lo sé.

Deja de alimentar tu mente con condicionantes, apaga la televisión, deja los modelos que el sistema te vende como lo que es una mujer y un hombre, desconecta condicionantes, busca más allá de las etiquetas y las definiciones, ve más allá, tenemos que ir más allá.

Disciplina tu conexión con la fuente, tenemos que desprogramarnos y recordarnos desde la esencia.

Oposición total a lo que nos limita, cortar con todo lo que nos mete en una prisión es fundamental. Lo estoy viviendo, lo estoy sintiendo.

Invertir tiempo en nuestro proceso de evolución, es fundamental.

Escuela de Avanzadores
https://www.facebook.com/groups/yoavanzo/

(Votos: 0 Promedio: 0)